19 May 2013

«Una sentencia justa para Josef K.: sobre El proceso de Kafka», por Sultana Wahnón

Portada de una edición de El proceso. Fuente de la imagen acá.
Wahnón, Sultana. 2001. «Una sentencia justa para Josef K.: sobre El proceso de Kafka»Isegoría (25): 263-79. 

Resumen: Al comienzo de El proceso el narrador afirma que Josef K. fue arrestado una mañana «sin que hubiera hecho nada malo». Son muy pocos, sin embargo, los críticos que se han tomado esta frase al pie de la letra. Puesto que Josef K. es finalmente ejecutado, se supone más bien que el personaje habría cometido algún tipo de falta. Aunque se ha especulado mucho sobre cuál pudiera ser esa falta, no se ha podido llegar a una firme decisión al respecto. Lo que este modo de leer el relato revela es que resulta muy difícil concebir la idea de un mundo en el que fuera posible arrestar y ejecutar a personas inocentes, sin ninguna clase de justificación. Pero en esto consiste, precisamente, el mundo de ficción imaginado por Kafka, quien prefiguró así en El proceso el terror vivido en la Europa dominada por el totalitarismo.