01 May 2016

Artículo. "Escritura vivencial y ciencia ficción: construyendo identidades y construyendo géneros", por John Rieder. Traducción de Marcos Pullally

 ciencia ficción y escritura vivencial


A uno podría tomarle por sorpresa la yuxtaposición entre “escritura vivencial o biográfica” y “ciencia ficción” [...]. ¿No son las dos simplemente nociones antitéticas la una de la otra? ¿No está la primera profundamente atrapada en problemas que remiten a la autenticidad y la verificabilidad, y la segunda a su falta de referencia a lo real? La escritura vivencial se involucra en lo que parece el sentido más común e ineludible de la narrativa, es decir, una historia desarrollada sobre una cronología lineal acerca de una vida individual; por su parte, la ciencia ficción construye narrativas que se desenganchan plausible y consistentemente de la realidad común. Mientras que la escritura vivencial a menudo se presenta como una forma de testimonio, la ciencia ficción a menudo se adopta como una forma de escapar de lo mundano. Las diferencias parecen tan obvias y tan radicales como para obstaculizar la útilidad del contraste. Pero si tomamos un momento para reflexionar acerca de los clásicos de la ciencia ficción, rápidamente se hace evidente que, a pesar de su extravagancia, emplean constantemente los tropos y estrategias de la escritura vivencial. Frankenstein de Mary Shelley tiene la forma de una autobiografía en forma de diario de viaje. La máquina del tiempo de HG Wells, La isla del Dr. Moreau, y La guerra de los mundos están todas en primera persona, modo tan representativo del testimonio de las experiencias traumáticas. Y la misma línea de pensamiento debe sugerir también que la ciencia ficción tiene algo que decirnos acerca de la escritura vivencial. En otro clásico, "The Facts in the Case of M. Valdemar" de Edgar Allan Poe (reimpreso en abril de 1926 en la primera edición de la primera revista dedicada al género, Cuentos asombrosos de Hugo Gernsback), un narradorserio, al dar testimonio de un experimento, ejecuta un recuento en tono periodístico de los hechos (the facts) y, en el clímax del mesmerismo, Valdemar pronuncia una especie de ultimátum a la fe en la narración vivencial: "y ahora... ahora... estoy muerto". La escritura vivencial y la ciencia ficción no sólo comparten estrategias narrativas significativas, pueden también sostener un diálogo entre ellas en lo concerniente a dimensiones epistémicas, lingüísticas y sociales de los parámetros de la narración y de la individualidad. Es con esta esperanza que este grupo de artículos se dispone a frotar uno contra otro estos dos principios disímiles de escritura, con la intención de ver qué chispas pone en marcha esa fricción. Este ensayo, a modo de introducción, participa en en alguna medida de lo que proponen los autores de este volumen: primero, que la ciencia ficción y la escritura vivencial, así en conjunto, tienen algo que decir acerca de la construcción de las identidades personales; y, luego, la pertinencia de articular algunas preguntas relacionadas con la construcciones genéricas. 

http://cincochile.blogspot.com/ Tr. Marcos Pullally
*
Si te interesa conocer el artículo completo del que forma parte este largo párrafo lo encuentras en el siguiente enlace: "Life Writing and Science Fiction: Constructing Identities and Constructing Genres", by John Rieder.
El número completo que tiene como dossier el tema de los vínculos entre escritura vivencial y ciencia ficción: Biography, Volume 30, Number 1, Winter 2007.