23 June 2016

Texto escogido. Fragmento de "Crónica de viaje", de Ángel Arango

 leer más

Encontré este libro en el CESLA, Centrum Studiów Latynoamerykańskich UW, que me queda cruzando la calle. Así que como respiro entre obligaciones he comenzado su lectura. Ha decir verdad, el fragmento no hace justicia a la escritura de Arango. Si alguien tiene interés puede escribirme y le escaneo este relato o algún otro del libro. 

*

Ben Camí, llamado Rodrigo, judío de Toledo que cohabitaba con una mora, escribe con mucha autoridad de los hechos del Descubrimiento. Pendenciero y medio loco, pasó su vida cruzando sables y torciendo letras, pero su pluma ofrece al gusto lo que no aparece en ningún otro documento de la época.


¿Fiebre de imaginación?


El propio Ben Camí se explica: "Déjese la Historia abrazar por cualquiera y hace uso y abuso de sus encantos. Es imperfecta y débil. No resiste a la verdad ni a la mentira".

[...]

En lo tocante a la vegetación del mundo americano, el de Toledo tiene una idea zoológica. Reseña la existencia de plantas veloces que corren en un pequeño espacio. De flores que giran con el viento. Habla de un mundo con raíces de fuego. De templos y pirámides construidos por enormes animales. En un códice de Marcusio se le atribuye haber hecho creer en la Fuente de la Eterna Juventud.